China ya ha ganado la guerra del siglo XXI, dice un exjefe del Pentágono

Por Omar Kardoudi | El Confidencial
0
222
Inteligencia artificial China
Foto: El Confidencial

Para muchos ya es un hecho: China ya ha superado a EE.UU. y el resto de países occidentales en inteligencia artificial y lo hará pronto en otras tecnologías emergentes como la genética o la biología sintética.

Lo han dicho, según informa Reuters, los servicios de inteligencia occidentales. Pero también Nicolas Chaillan, exprimer jefe de software del Pentágono que acaba de dimitir en protesta por las trabas a las que, a su juicio, está sometida la transformación tecnológica de su ejército.

“No tenemos ninguna posibilidad de competir contra China en 15 o 20 años. En este momento, ya es un hecho; en mi opinión, ya se ha acabado”, ha comentado Chaillan en una reciente entrevista al Financial Times. “Que haga falta una guerra o no es algo anecdótico”.

En esa misma entrevista, el militar sostiene que Beijing se dirige hacia la dominación global gracias a sus avances en inteligencia artificial y su capacidad cibernética. Con esas herramientas, afirma Chaillan, China podrá controlar desde las narrativas de los medios hasta la geopolítica. Mientras tanto es muy crítico con su propio ejército y dice que en algunos departamentos se encuentran muy atrasados en temas de ciberdefensa.

EE.UU. ya ha admitido en varias ocasiones que se están quedando atrás en este campo. El propio secretario de defensa, Lloyd Austin, comentó el pasado julio que su ejército necesita desarrollar con urgencia capacidades de inteligencia artificial responsable y ha destinado 1,500 millones de dólares para conseguirlo.

Beijing se dirige hacia la dominación global gracias a sus avances en inteligencia artificial y su capacidad cibernética. Con esas herramientas, China podrá controlar desde las narrativas de los medios hasta la geopolítica.

“Estamos poniendo en marcha infraestructuras esenciales para que fracasen”, escribió Chaillan en su carta de dimisión publicada el pasado mes de septiembre donde criticaba duramente la falta de preparación técnica de los mandos responsables y el escaso presupuesto asignado a este asunto. “¿Por qué íbamos a esperar que alguien sin experiencia en tecnologías de la información tuviera éxito? […] Mientras nosotros perdíamos el tiempo con la burocracia, nuestros adversarios avanzaban más”, comentó.

Chaillan ve dos culpables en este retraso. Por un lado, le parece muy negativo que empresas tecnológicas como Google muestren reparos en colaborar con el ejército y que se promuevan debates extensos sobre la ética de la inteligencia artificial. El otro obstáculo para el ex del Pentágono es la burocracia y el exceso de regulación porque se interponen en el desarrollo de estas tecnologías.

El ‘Chinaceno’ y la dominación global

China mientras tanto no parece tener tantos remilgos a la hora de afrontar la inteligencia artificial y su uso para la guerra. En su caaso, la falta de debates internos sobre la ética de este tipo de tecnologías ha desembocado en sistemas de reconocimiento facial que les han servido, por ejemplo, para identificar y reprimir a miembros de la minoría musulmana uigur.

Pero mientras el país asiático lleva a cabo, según Human Rights Watch, “el ataque más intenso contra el sistema internacional de derechos humanos que se haya registrado en décadas”, también es capaz de adelantar por la derecha y a toda velocidad al resto del mundo en temas como la exploración espacial, los vehículos autónomos, la energía nuclear o el armamento militar.

Son tantas las noticias que leemos, y publicamos, sobre los avances tecnológicos chinos, que nos hemos llegado a plantear hacer una sección dentro de esta sección que se llame Chinaceno, la próxima era de la humanidad.

Ahí habrían cabido noticias del campo aer