Gustavo Di Mario (Fotógrafo) “Lo más importante en la fotografía es el momento vivido”

0
59
Creditos Foto: Gustavo Di Mario

Gustavo Di Mario es un célebre fotógrafo autodidacta que llegó a trabajar en campañas publicitarias de grandes firmas como Nissan, Adidas, Axe, Mastercard, Uma, Lee, Levis, Ona Saez, Complot, Puma, Penguin, Powerade, Cher, Chevrolet, Sedal, Fila y otras. También se destacó en publicaciones editoriales y tapas de importantes publicaciones argentinas e internacionales como Trace, Vibe, Black Book, Nylon, Sport Wear Internacional, Victory (USA); FOAM, Squezze (Holanda); Esquire (Asia); Harper’s Baazars Latinoamérica y Argentina, Oh lala, Barzon, Brando, Venus, Para Tí, Elle Argentina, Hola, Rolling Stone; Vogue Mexico; Colors (Italia). Arena homme plus (UK) Seep, Neon (Alemania), entre otras.

Como si fuera poco, publicó dos libros: Potrero (2007, Editorial Retina), seleccionado entre los mejores libros de fotografía latinoamericana y elegido por la Fundación Aperture entre las mejores ediciones; Interior (2011, Edición Remota), premiado por Photo Eye en Los Ángeles. Y realizó exhibiciones en Ámsterdam, Nueva York, Argentina y Asunción del Paraguay. Actualmente su trabajo se encuentra expuesto en el Getty Museum de Los Ángeles en la retrospectiva más importante de fotografía latinoamericana.

¿Qué implica ser fotógrafo para grandes marcas y editoriales de la Moda Internacional? Posibilidades de conocer distintos lugares, distintas culturas, hacer lo que a uno le gusta ya que si te buscan es porque les gusta tu estilo en general.

¿Qué experiencia recoges de tu actividad? Involucrarme con lo que me toca descubrir y explorar desde la historia y los creadores.

Has estado en Bolivia, ¿qué experiencia recoges del trabajo del diseño de autores bolivianos? Mis dos experiencias en Bolivia fueron muy buenas vi un crecimiento de una edición a otra,           nuevas búsquedas. Espero tener la posibilidad de conocer más.

Has publicado dos libros de fotografía ¿qué te impulsó a seguir esta experiencia? Tengo dos libros publicados, uno sobre el futbol amateur y el otro sobre actividades y fiestas de gauchos. Decidí hacerlos en forma de libro porque es un desafío armar series sobre un tema; los dos temas los fotografié durante más de 10 años.

Tus publicaciones han sido expuestas en grandes museos, es un reconocimiento per se o crees que es apenas una parte del trabajo que estas realizando Ser parte de una colección de museo o participar en muestras tanto nacionales como internacionales es muy fuerte porque va gente de todo tipo y se logra llegar a todo tipo de público.

Una pregunta inevitable en estos tiempos es conocer tu criterio sobre la revolución de género que se vive en el mundo. Creo que el cambio y la evolución avanza poco a poco, se pueden conseguir mejores lugares de trabajo, un poco más de respeto y menos miradas discriminadoras, pero aún falta.

¿Acompañan las marcas los cambios culturales de género y la diversidad sexual? A veces sí, a veces se estereotipa y eso me parece que no avanza, generalmente es marketing.

 

¿Crees que en la moda se copia sin escrúpulos o se plagia alegremente? En moda hay todo tipo de gente que copia hasta el hartazgo, que se inspira, gente libre que tiene ideas propias, esa es la moda que me interesa.

¿Qué significado tiene haber sido premiado por tus fotografías por el Photo Eye de Los Ángeles? Siempre el reconocimiento es importante, pero para mí lo más importante en la fotografía es el momento vivido.

 

¿Qué opinas del debate internacional sobre los derechos de autor, tema de mucha actualidad y de compromiso de reconocimiento a los verdaderos autores de una fotografía? La verdad que no le doy mucha bola a eso, sí me parece que mientras usan mis fotos y pongan el nombre, genial, pero no me desvelo por eso.

¿Has peleado alguna vez por una foto tuya que ha sido expuesta o usada sin autorización? Sí, un modelo una vez me pidió hacerle varios test, al tiempo me encontré que había hecho un almanaque con toda mi serie y lucraba con ello.

¿Qué otros sectores abarca tu fotografía, veo en tu biografía que has publicado un libro de fútbol igualmente reconocido a nivel internacional? Me interesan las caras, la gente, o sea, las facciones particulares, la vida de los otros, fantasear o conocer quiénes son aunque sea por ese momento. Y visibilizar gente que no es la esperada en el lugar obvio. Tengo muchas fotos hechas durante muchos años; siempre entro y salgo de distintas escenas o grupos, pero por lo general también busco algo que me sorprenda.

¿Quién es Gustavo Di Mario?  Soy hijo de tanos de Calabria, de un mundo donde el arte o algo que no fuera lucrativo en forma inmediata se cuestionaba. Sin embargo, fui tenaz e insistí con lo que me decía mi inquietud de a poco, paso a paso, aprendiendo de errores conociendo qué era lo que me prendía fuego, lo que me daba y aún me da motor para vivir. Pero también me interesa cuidar las plantas, los animales, ver el fruto de la dedicación con la naturaleza, viajé mucho y decidí que es tiempo de disfrutar cosas más simples, no solo dedicarme a fotografiar.

¿Quién o quiénes han marcado tu carrera? En lo primero que pienso sobre mis influencias es Pasolini, su casting, sus primeras películas, el neorrealismo; también lo propio de cada lugar, la identidad de las cosas que nos representan como latinoamericanos, sentirme libre de no estar pendiente de lo que el mundo trata de que consumas, escapar de lo que se comunica en todos los niveles: el arte, la música, la moda. Para jugar a romper reglas. Como fotógrafo admiro a muchísimas personas; me gustan los libros, uno de los primeros que tuve fue Martin Chambi y me gusto su luz; Pierre Verger, amo su búsqueda, el cruce entre África y Brasil; a Ataulfo Perez Aznar, Malick Sidibe, pero también me gusta la fotografía amateur de gente no reconocida. Me gusta juntar fotos y usarlas como disparadores para generar ideas propias. Y en la moda admiro a Jurgen Teller, Tim Walker y algún otro no conozco. Visiten mi instagram @achadimario y la revista digital que produzco @revistaelplumero