Fallece bombero en Coroico y se multiplican focos en oriente

0
59
Creditos Foto: APG

Un bombero que estaba reportado como desaparecido fue hallado ayer sin vida, con lo que suman dos muertos en el país por los incendios que ya han arrasado más de 1,5 millones de hectáreas, sobre todo en la Chiquitanía, donde el fuego no da tregua, pues ayer se reportaron 140 nuevos focos de calor y el incendio reapareció en Puerto Suárez.

El bombero fallecido fue identificado como Lucio Mamani, suboficial de la Brigada Especial de Rescate Salvataje Auxilio (Bersa). El rescatista falleció tras caer 300 metros en un acantilado, cuando realizaba trabajos de sofocación del fuego en Coroico.

“Tengo una mala noticia: lamentablemente, ayer (domingo) los bomberos estaban en Coroico han apagado el incendio y un bombero, hermano policía se ha caído al barranco. Me acaban de informar, encontraron fallecido”, informó el presidente Evo Morales.

Las llamas del fuego consumen miles de hectáreas en la Chiquitanía y otras regiones orientales, donde se presentaron más focos de calor, y en otros departamentos se registran quemas esporádicas, pero en este caso fueron letales para dos ciudadanos.

La otra víctima fue un joven de 22 años que desapareció el sábado en la localidad de Sacaba cuando ayudaba a sofocar el fuego. Su cuerpo fue encontrado la mañana siguiente, con quemaduras.

El Sistema de Alerta Temprana de incendios Forestales (Satif) de la Gobernación de Santa Cruz informó que hay 140 focos de incendios nuevos, que principalmente afectan al municipio de Concepción.

El fuego, según la misma institución, ha arrasado 1.570.410 de hectáreas en el departamento.

El director del Centro de Operaciones de Emergencias Departamentales (COED), Enrique Bruno, informó que se reactivó un foco de quema en la zona de Puerto Suárez, por lo que movilizó a un contingente desde Roboré para controlar este incendio que ya se tenía controlado.

Los rescatistas también trabajan en el municipio de Concepción, donde la situación es preocupante, ya que el humo se ha propagado a todas las comunidades cercanas a los incendios.

Las tareas de mitigación del fuego continúan en los municipios de Roboré, San Ignacio de Velasco, San Rafael, San José, San Matías, San Antonio de Lomerío, Charagua y Concepción, que son las alcaldías declaradas en desastre.

El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, exigió que el Gobierno declare desastre nacional y pida ayuda internacional. La autoridad presentó un proyecto de Ley Departamental de Pausa Ambiental y el Programa de Restauración Ecológica en las zonas afectadas por los incendios forestales de la Chiquitanía.

 

Seis bomberos que viajaron a la Chiquitanía fueron evacuados por problemas respiratorios

 

DATOS

Envían ayuda. La Gobernación de Cochabamba envió un lote de 15 toneladas de alimentos, medicinas y material de trabajo para los afectados.

Relevan a Bomberos. El general Vladimir Calderón, comandante de la Policía, informó que se dispuso el relevo de los 50 bomberos de la Unidad Antofagasta.

El frente frío ayuda. El ministro de Defensa, Javier Zavaleta, dijo que el ingreso de un frente frío en el municipio de San Matías ayudará en el apagado del incendio.

 

EL GOBIERNO AFIRMA QUE MITIGÓ LOS INCENDIOS

AGENCIAS

La viceministra de Medio Ambiente, Cynthia Silva, explicó que desde que el Gobierno intervino con tareas de mitigación del incendio en la Chiquitanía, el 17 de agosto, los focos de calor disminuyeron progresivamente, lo que evidenció la capacidad de respuesta del Estado y evitó la declaración de desastre nacional.

En entrevista con un canal televisivo de La Paz, señaló que en julio, cuando el control del fuego en la Chiquitanía estaba a cargo de los municipios y de la Gobernación, el incendio fue en ascenso y alcanzó hasta 8.400 focos de calor, lo que obligó a la Gobernación de Santa Cruz a declarar emergencia departamental porque rebasada.

“Sin embargo, desde que el Ejecutivo nacional comenzó a operar (…) esos focos no subieron, y por el contrario se redujeron”.