Nuevos datos de las últimas horas de Evo en el Poder, según declaración de Gonzalo Terceros

El Deber
0
169

Eran las 15:48 del 10 de noviembre de 2019, día 21 de una Bolivia convulsionada. Las protestas ciudadanas que denunciaban fraude electoral en favor del MAS habían comenzado un día después de las elecciones del 20 de octubre de ese año cuando Evo Morales se había declarado ganador y pretendía gobernar el país por una cuarta gestión. Veintiún días después ya se lamentaban muertos, heridos, edificios y casas vandalizados y la violencia se campeaba por las calles.

Ese domingo 10 de noviembre el pedido popular de convocar a nuevas elecciones había sido reemplazado por el de la renuncia de Evo. Hasta entonces, los militares no habían sido enviados a las calles para resguardar al pueblo, continuaban en sus cuarteles. Pero ese día, a las 15:48, los medios de comunicación hicieron un alto a su cobertura de los conflictos para transmitir el mensaje del entonces jefe de las Fuerzas Armadas, Williams Kaliman, quien de manera sorpresiva le sugería a Evo Morales renunciar.

“Ante la escalada de conflictos que atraviesa el país y velando por la vida, la seguridad y la garantía del imperio de la CPE, en conformidad al artículo 20 de la Ley Orgánica de las FFAA y luego de analizar la situación conflictiva, sugerimos al presidente del Estado que renuncie”, dijo, flanqueado por otros cinco jefes militares bajo su mando.

De esos cinco exjefes militares que acompañaron a Kaliman, ayer (domingo) dos fueron enviados a prisión, el ex comandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), general Jorge Gonzalo Terceros Lara, y del ex comandante de la Armada Boliviana, el almirante Gonzalo Jarjuri Rada. Con ellos ya suman cuatro que están tras las rejas acusados de terrorismo, sedición y conspiración.

Sobre lo que aconteció tras bambalinas en los últimos dos días de Morales como presidente se ha ido conociendo de a poco. Ahora, tras la aprehensión del general Terceros y su posterior orden de envío a Palmasola, EL DEBER tuvo acceso a parte de la declaración informativa ante el Ministerio Público.

A continuación, resaltamos de forma cronológica los 11 datos más sobresalientes de la declaración:

1.- “Una decisión unilateral”

“Cuando Kaliman sugiere públicamente la renuncia de Evo Morales a la Presidencia, ¿cuál habría sido su intención?”, es la tercera pregunta que la Fiscalía le hace al general Terceros, a lo que él responde: “Es una determinación unilateral de Kaliman, mi persona como comandante general de las Fuerza Aérea no podía cuestionar tal determinación (…). Nosotros solamente acompañamos en la publicación de prensa”.

2.- Convocados por Evo

“¿Diga usted cuántas veces se habría reunido el Alto Mando Militar para tratar específicamente sobre los conflictos posterior a las elecciones presidenciales de 2019?”, es otra cuestionante que el excomandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) responde al Ministerio Público.

“El Alto Mando Militar específicamente para eso no se habría reunido sino hasta que el conflicto ya tenía una escalada muy violenta, cuando el entonces presidente Evo Morales Ayma convocó al comandante en jefe, Willliams Kaliman, y él nos pidió que lo acompañemos en dos oportunidades“, rememora Terceros.

Las veces que se reunieron con Morales en la residencia presidencial en San Jorge, La Paz, fue el 9 y 10 de noviembre. Evo no estaba solo en aquellas ocasiones, según la declaración del exjefe militar, lo acompañaban el entonces vicepresidente Álvaro García Linera y los exministros Javier Zabaleta, Carlos Romero y Juan Ramón Quintana. En ambas ocasiones los militares les pusieron al tanto del desarrollo de los conflictos y la escalada de la violencia.

3.- “Dos mil compañeros (…) para enfrentar a los bloqueadores”

En la reunión del 9 de noviembre, los militares les advirtieron que la situación social era “muy conflictiva” y “que había una tendencia a que personas del interior iban a venir a La Paz para magnificar los bloqueos de la ciudad”. Terceros rememora en su declaración la conversación que sostuvo Evo con Kaliman y Romero: “Recuerdo que el presidente le dijo a Kaliman que no se preocupe, que ya habían visto eso. Ahí le pregunta al ministro Romero de manera textual: ‘¿Cómo es de los dos mil compañeros que estamos trayendo para enfrentar a los que están bloqueando en las calles?…’, Romero le dijo: ‘Esta noche llegan, tengo problemas para su alojamiento…’, entonces el presidente Evo Morales le ordena a Kaliman: ‘Ustedes los alojarán…’; Kaliman pregunta dónde y Evo Morales se dirige al comandante del Ejército, general (Jorge Pastor) Mendieta y le dice: ‘En el cuartel Ingavi hay un alojamiento, ahí alójelos’; el general Mendieta a esa orden dice: ‘Son 2.000, son muchos, no caben en el coliseo…”. A eso Evo Morales se dirige a mi persona y me dice: ‘Ustedes tienen un coliseo grande e la entrada al TAM…’, a lo que yo contesto: ‘Hermano presidente, el coliseo que me dice está a cargo del Ministerio de Deportes..’. Entonces se dirige al ministro Romero y le dice que el ministro de Deportes, (Tito) Montaño los aloje. Eso fue lo tratado respecto a ese día”.

4.- “Guerra civil”

En la reunión del 10 de noviembre, Kaliman le alertó a Evo Morales y sus ministros congregados en la residencia de San Jorge sobre la existencia de “amenazas de sectores radicales, quienes pretendían tomar cuarteles, aeropuertos y hacían el pronunciamiento de guerra civil”. Estos sectores, tal como señala Terceros en su declaración, “eran sectores campesinos”.

De hecho, el 11 de noviembre, un día después de la renuncia de Evo, un grupo de campesinos llegó al centro de la ciudad de El Alto gritando: “Ahora sí, guerra civil; ahora sí, guerra civil”, la mayoría con palos, entre otros objetos y hacían flamear la whipala.

5.- “No salgan a las calles”

El general Terceros señala que pese a haber informado a Evo Morales y a sus ministros de que la situación era crítica, que había riesgo de una “guerra civil”, la orden que recibió el comandante de las Fuerzas Armadas fue: “‘No salgan a las calles y manténganse en sus cuarteles’, que él (Evo) enfrentaría a los que estaban bloqueando las calles con los sectores sociales afines al MAS y ahí hizo un paréntesis comentando de manera textual lo siguiente, en forma de broma se dirigió al entonces vicepresidente García Linera: ‘¿Como querías ir a la zona sur de La Paz con los dos mil compañeros que trajimos?, no te autoricé que vayan a enfrentarlos porque eran muy pocos, si hayan sido diez mil yo te autorizaba’ y posteriormente, nos volvió a indicar que nos mantengamos en los cuarteles”.

6.- “Si hay que ir a segunda vuelta, vaya, la vamos a ganar”

Ese mismo 9 de noviembre ya Kaliman le sugirió a Evo Morales dar su brazo a torcer. Después de informarle sobre la grave crisis y en presencia de García Linera, Quintana, Romero, Zavaleta y el Alto Mando Militar, le dijo: “‘Si hay que ir a segunda vuelta, vaya, la vamos a ganar’, a lo que Evo Morales respondió indicando que iba a consultar a sus asesores y ministros para ver qué posibilidad había. También le preguntó al general Kaliman cómo estaban las Fuerzas Armadas en cantidad de munición y armamento” y ahí se enteró que “estaban cortos de munición de guerra, que máximo habría 40 cartuchos por fusil y que en munición no letal estaban en 0″, dice Terceros.

7.- Evo esperaba el informe de la OEA para pronunciarse

El 10 de noviembre, a las 8:00, nuevamente Morales se reunió con el Alto Mando Militar. “Le volvió a informar Kaliman el reporte de Inteligencia de que ya no estaban pidiendo la segunda vuelta, sino que pedían la anulación de las elecciones”. Ante la sugerencia de que “proponga una segunda vuelta y en el peor de los casos, unas nuevas elecciones, el presidente le dijo (a Kaliman) que consultaría, que estaba esperando el pronunciamiento del informe de la OEA para tomar una decisión; en forma de broma se dirigió al al Mando Militar y dijo de manera textual: ‘Como no tienen munición, no pueden sostener un conflicto, deben mantenerse en sus cuarteles'”.

ABI

8.- “Señores, Evo Morales ha decidido renunciar”

Tras la reunión de las 8:00 de ese 10 de noviembre. El general Terceros señala que se retiraron al Comando en Jefe a esperar, como todos los días, el resultados de las reuniones que sostenían el ministro de Defensa, Javier Zavaleta, con Kaliman y  los comandantes de los Comandos Estratégicos Operacionales (CEO). “Ahí lo esperamos hasta las 15:30 aproximadamente, donde el general Kaliman nos comentó de manera textual: ‘Señores, Evo Morales ha decidido renunciar, está yendo al Chapare a renunciar por lo que creo conveniente, para hacer quedar bien a las Fuerzas Armadas, elaborar una nota de prensa…'” y “en ese momento sonó su celular, era Evo Morales, el cual molesto le dijo que no querían llevarlo a Chimoré (…)”.

9.- Evo perdió el control antes de su renuncia

La molestia de Morales a esa hora de la tarde del 10 de noviembre, cuando los enfrentamientos continuaban en las calles, era porque el comandante del grupo presidencial se resistía a cumplir sus órdenes de trasladarlo al Chapare y pidió auxilio a Kaliman, y a través de éste a Terceros.

“El general Kaliman me pasó con Evo Morales, quien de manera textual me indicó bastante molesto: ‘El comandante del grupo presidencial no quiere llevarme a Chimoré’, a lo que le indiqué: ‘Hermano presidente, usted sigue siendo el presidente y capitán general de las Fuerzas Armadas, puede ordenarle a cualquiera para que le haga caso…’, a lo que me dijo: ‘No me hace caso, ordénale vos…'”.

Terceros señala que tras su intervención, 25 minutos después de aquel impase, el líder cocalero llegó a su reducto.

10.- El llanto del ministro Zavaleta

Cuando el general Terceros hubo confirmado el arribo de Evo al Chapare, Kaliman pidió que le lleven el “comunicado de prensa” que había pedido que le elaboren, ese en el que le pedía a Morales renunciar, pese a saber que su renuncia ya estaba decidida y que solo era cuestión de minutos. Incluso, detalla el excomandante de la Fuerza Aérea Boliviana, que el comunicado original fue modificado a observación de un miembro del Estado Mayor, quien le dijo: “Kali, de acuerdo a la ley Orgánica de las FF.AA. vos solamente puedes sugerirle, no pedirle, está mal tu comunicado de prensa, vas a tener problemas”.

Pese a la alerta y a la modificación hubo problemas, pues ahora los que le flanquearon cuando él leía el comunicado están la mayoría en prisión y Kaliman, con paradero desconocido.

Terceros señala que no fueron consultados si querían acompañarlo o no, sino que cumplieron órdenes. “Después de que lo leyó volvimos a la oficina del Comandante en Jefe y llegó el ministro de Defensa (Javier Zavaleta) quien se puso a llorar. Solo estábamos esperando el discurso desde Chimoré (de Evo), ahí Kaliman le dio todas las garantías para que lo cuiden hasta que él esté a salvo; posterior a ello salió el comunicado respecto a la renuncia de Adriana Salvatierra y le recomendaba Zabaleta a Kaliman que no saque las FF.AA. a las calles (…), como el hermano Evo había ordenado”.

A las 16:50, Evo le habló al país por 3 minutos y 24 segundos, a través del canal estatal Bolivia TV. Lo hizo para renunciar a la presidencia de Bolivia. Al día siguiente salió del país en un avión que el presidente de México, Juan Manuel López Obrador (AMLO), le envió al Chapare. Con él se fueron Álvaro García Linera y Gabriela Montaño, ambos habían renunciado a sus respectivos cargos de vicepresidente y ministra de Salud.

11.- La amenaza de “quemar” La Paz

La declaración del general Terceros también da luces sobre las amenazas que recibió de Evo para presionarlo a fin de que garantice el ingreso y salida del avión que AMLO le envió. “Él (Evo Morales) me dijo: ‘si no me autoriza el ingreso de ese avión usted será culpable de que los 15.000 compañeros que estaban bajando de El Alto a La Paz quemen la ciudad’ y yo le dije: ‘por favor no haga eso, cómo va a hacer eso, ordéneles que se vuelvan que no cometan eso’ y él me indicó: ‘yo ya no tengo el control, el encargado es el ministro (César) Cocarico, llámelo a él y lleguen a un acuerdo'”.