Amaszonas alerta que están en riesgo un millón de empleos por la crisis de la aeronáutica civil

0
16

La crisis económica que afronta la aeronáutica civil como efecto de la pandemia mundial del coronavirus (Covid-19), puso en riesgo un millón de empleos en Bolivia, alertó el vicepresidente de la Línea Aérea Amaszonas, Luis Vera Álvarez Plata.

El riesgo en que está sumido el sector aeronáutico nacional es preocupante y desde que el Estado ingresó en “emergencia nacional” por el Covid-19, las operaciones están suspendidas y esto generó, hasta ahora, “severas consecuencias económicas, financieras y laborales”, afirmó el ejecutivo. “Fácilmente podemos hablar de un millón de fuentes de trabajo que dependen del desarrollo aeronáutico de fuentes directas e indirectas (que están) en riesgo”, subrayó.

Para superar el difícil momento, Vera solicitó al Gobierno una línea de financiamiento para el sector aeronáutico por US$ 100 millones de los cuales 52 irían, exclusivamente, para la estatal Boliviana de Aviación (Boa); y los restantes 42 millones tendrán que distribuirse entre  las dos compañías privadas, Amaszonas y EcoJet.

El pedido urgente de apoyo gubernamental fue oficializado por el sector a través de una carta que envió Amaszonas a la presidenta transitoria del Estado, Jeanine Ánez, y en la que propone además de un fondo de socorro, otras tres medidas de shock económico, que permitirán a la industria aeronáutica levantar vuelo. Las aerolíneas solicitan una rebaja del 50% en el precio del combustible de aviación, por un lapso de tres años, como mínimo; un descuento del 50% al valor actual que paga la industria por servicios prestados, como el arrendamiento del espacio aéreo nacional; y acceder a un alivio además de incentivos tributarios en el Servicio de Impuestos Nacionales y la Aduana Nacional.

La industria debería tener hasta 7 años de plazo para honrar pasivos tributarios, sin mantenimiento de valor, intereses, nuevas garantías y además de sanciones, puntualizó el directivo.